Buenas a todos, no se si es el lugar correspondiente para este post, pero no he encontrado ninguno mejor.

Tengo un problema, tanto con Smite como con Paladins, al ejecutar y darle a jugar en el launcher, se me queda la pantalla en gris y no veo nada, escucho el audio del menú y si pulso escape también oigo el sonido del menú abrirse, pero no veo nada, solo me pasa con los juegos de Hi-rez.

He probado a limpiar los registros del sistema operativo y comprobar los servicios y está todo bien, además he actualizado todos los controladores y el problema persiste. Si desinstalo el juego y lo vuelvo a instalar va sin problemas, pero la siguiente vez que lo ejecuto vuelve a pasar igual. Añadir que antes no me ocurría el problema, viene pasando desde hace un par de semanas. Un saludo y gracias de antemano.

La configuración de mi equipo es la siguiente:

Placa base: MSI g45-z87 Gaming
Procesador: Intel i5 4670k
T. Gráfica: Nvidia GTX 1070 Ti Founder´s Edition
M. Ram: Crucial Ballistix 8GB DDR3 1600 Mhz CL9
SO: Windows 10 Pro 64 bits

Adjunto la imagen para que veáis como queda una vez le doy a jugar. Con smite exactamente igual.